sábado, marzo 10, 2007

Entrevista a César Cueto


"Alianza es la vida que me tocó vivir
y estoy feliz de ello"




Mi nombre es César Augusto Cueto Villa. Soy divorciado, es decir nuevamente soltero. Tengo 4 hijas y 4 nietos. Trabajo como asistente técnico en Alianza Lima y con el Semillero 2000 junto a Guillermo La Rosa. Casi no tengo creencias políticas sólo creo en el político que mire a las personas con más necesidades y creo en la justicia. Soy católico y sigo el camino catecuménico, estoy contento de reencontrarme con el camino de la vida desde hace 15 años. Vine a Trujillo por mi amistad con Roberto Agüero, para la misa de los finados del 8 de Diciembre y apoyar algunas actividades deportivas.

¿8 de Diciembre, fecha de constante nostalgia para usted?
Sí, significa un recordar, mirando con ojos de fe y rezando por ellos, que estén con Dios y en su gloria, esperando además que sus familiares también se reencuentren con Dios. Yo conocí a la mayoría de los muchachos que fallecieron en el Fokker, incluso jugaba con ellos, fue una pena muy grande perderlos.


Dios es ahora un protagonista muy importante en su vida…
Así es, entré primero a una catequesis y poco a poco me reencontré con Él, soy muy feliz de reencontrarme con Dios, ahora mi vida tiene mayor sentido.

¿Alianza Lima fue siempre su pasión?
Nunca pensé en ser futbolista profesional cuando a los 12 años me llevaron al programa de fútbol para menores de Alianza Lima y toda mi niñez la pasé en el club, luego llegué al primer equipo y ya saben la historia. Alianza es la vida que me tocó vivir y estoy feliz de ello.

¿Usted ha jugado varios partidos como profesional en nuestra ciudad?
No han sido muchos pero sí los recuerdo todos, ahora suelo venir como invitado pero igual la gente me trata muy bien, me tienen mucho cariño aquí.

¿Es difícil elegir un partido memorable de tantos que ha tenido?
Bueno la verdad es que los mejores partidos fueron los que jugué en mi barrio porque era libre, allí no tenia sistemas de juego, no tenía marcas, eso fue hasta los 14 años. Otros partidos que recuerdo fueron los que me permitieron ser elegido como mejor jugador y estar en Alianza Lima.

¿Qué hubiera sido de César Cueto de haber sido futbolista profesional en ésta época?
Quizás hubiera tenido más posibilidad de llegar a Europa por la cuestión de la globalización.



¿Como miembro de la comisión técnica de Alianza que cambios percibe en el club para que el 2006 el equipo consiga el título?
Bueno yo tengo la idea de que se está cambiando la manera de manejar el fútbol. El entrenador quiere hacer de directivo, el directivo quiere hacer de entrenador y ser la figura principal, cuando lo ideal es que cada uno cumpla su función, pero ahora todo está al revés. No es bueno estar cambiando los roles. Mientras se mantenga eso, no mejoraremos.

¿Usted a quién elegiría como técnico para Alianza Lima?
A uno que se identifique con el club, yo me inclino por Miguel Company, es una opinión personal claro.

Para finalizar, Maestro porque la gente lo quiere tanto?
No lo sé, yo no quiero hablar de mí mismo, pero pienso que es por el fútbol que la gente se identifica conmigo. Porque ellos disfrutan de la creatividad del jugador, de su habilidad y picardía.



Maestro gracias por permitirnos a trujillodigital.com ser el único medio trujillano que logró arrancarle una entrevista en esta visita relámpago…
Las gracias a ustedes por la entrevista, estoy agradecido por el cariño y respeto que me dan, que Dios los bendiga y que se acerquen a la iglesia para darle un sentido a su vida.



Al terminar la entrevista, no hacemos más que despedirnos cordialmente de quien considero ha sido el futbolista peruano más grande de todos los tiempos. Nadie pudo manejar el balón como Cueto lo hizo, como olvidar aquellos goles de media cancha a Quiroga, como mandar al olvido aquellos tiro libres de fábula, como enterrar en el inconsciente esos pases del desprecio ante rivales como Francia en el mismo Parque de los Príncipes, mítico escenario galo. Sí, Cueto se despide de nosotros con un cálido abrazo y recordamos que el Pibe Valderrama siempre declaró que tuvo como ídolo a este genio de la zurda, a este poeta del gramado que tejió con sus pies y una pelota las mejores poesías que mis ojos vieron en un estadio. En este diálogo el maestro nos demostró una vez más que la humildad es la virtud de los verdaderamente grandes.

Entrevista realizada el 8 de Diciembre del 2005

3 comentarios:

Swerch dijo...

Amigo, después de tiempo por acá. Sería bueno que hicieras algún post sobre los nuevos héroes nacionales del balompié y grandes campeones de corazón.

semillero2000 dijo...

visita la Escuela de Fútbol del Poeta www.cuetolarosa.com

Juan Carlos dijo...

De acuerdo. El mejor jugador peruano que mis ojos vieron !

Abrazotes: el gato peruano en Texas