viernes, junio 17, 2011

Irredento Urbanita

El libro más largo del mundo


Estoy leyendo el libro más largo del mundo, llevo, si no recuerdo mal, aproximadamente más de ocho meses cargando el bendito libro para todos lados y aún no logro terminar de leerlo y sentir esa plácida y a la vez sublime sensación que me atropella cuando acabo de leer una novela. Algunos problemillas y una que otra distracción han frenado mi ímpetu de lector interesado y vehemente. Este libro de marras se ha convertido en mi compañero, en mi cómplice, en el más fiel de los amigos. Nunca me ha reclamado nada y nunca ha expresado epíteto descalificativo contra mí, ha estado callado la mayor parte del tiempo, excepto cuando lo leo. Es supernoble, en momentos difíciles, cuando mi cabeza estaba infestada de preocupaciones, intentaba echarle un vistazo, leerlo de soslayo sin entender palabra alguna por culpa de mi estúpido pero involuntario desinterés. Cuando todos estos obstáculos me impedían leerlo como se debe, nunca se ha resentido, ni me ha mirado mal, ni me ha dado la espalda, y cuando me ha dado la espalda ha sido para leer su contraportada y recordarme lo interesante que es su trama y lo adorable que es el autor, todo en breves líneas de reseña.


¡Cómo dejar de lado un libro que me ha hecho sentir cosas idénticas a las que sintió el autor en su momento pero ambientadas en lugares muy ajenos a los míos! Este libro ha pasado a ser una especie de paño de lágrimas, un hombro en dónde llorar, siempre estaba allí, guardadito en mi bolso Dockers tipo vintage que me regaló mi hermana hace un año. Ha tenido diversas compañías, se ha rozado con todo tipo de mudos personajes que nunca estuvieron a su altura, vecinos de viaje tales como mecheros, cajetillas de cigarros, folletos de librerías, flyers de restaurantes, caramelos y celulares de medio pelo, para ser exactos mi celular Android que falla cada dos por tres y se apaga o se reinicia solo, sin que sea obra de algún espíritu santo, y un celular Sony que toma las fotos más misias del mundo, casi casi se podría decir que son fotos de un píxel de ancho por un píxel de largo y mi rostro aparece en la pantalla de ese celular como un cuadrado color carne, poco más.


Así que a fuerza de desidia y de ansias de querer llevar siempre un libro en una mano, y por supuesto mi cámara fotográfica en la otra, este libro anaranjado forrado con una delgada capa de plástico -costumbre que tenemos en Perú pero no en España con el bien conocido Vinifán (¡Vinifán jai!)- nunca ha sucumbido a la tentación de deshojarse ni de ajarse. No me traicionará, eso espero. Quizás otro libro sí lo hará, curiosamente creo que el libro que me traicione no será un libro ajeno sino un libro que yo mismo escriba, me traicionará sí, a sabiendas del libro, con ingenuidad mía. Este libro no me ha hecho perder amigos pero ha sido cómplice de encuentros cercanos muy cercanos, testigo de mentiras piadosas y de mortales frases salidas de labios delgados y complicados. No han faltado las circunstancias, aquellas en las que me he quedado a solas, totalmente a solas, en el tren de vuelta a casa y he hablado menos que el libro, con una mudez alrededor mío que me decía que mis victorias en estos dos últimos años han sido literalmente pírricas, tanto que no sé si valieron la pena. Ahora mismo observo mi libro y digo que sí, qué importa que hayan sido pírricas las victorias, lo que importa es que hayan sido victorias.


Al fin y al cabo hay tantas derrotadas con maquillaje victorioso que logran engañarnos, que logran engañarse a sí mismas frente a un espejo que cuesta pero no vale.


He recorrido las calles de Perugia, los barrios de París, los carrers de Barcelona (en este caso los he recontrarecorrido) por culpa del personaje del libro, un tipo tan distraído como nostálgico. No me sorprendería que ahora mismo en una entrevista revelara que no recuerda haber escrito esa novela que ahora yo paseo por las calles de Barcelona en mi bolsito, calles que incluso, y esto es bueno aclararlo, son las mismas que él recorrió en aquel entonces cuando, enamorado de “Inés del alma mía, luz de donde el sol la toma”, comenzó a desarrollarse el engendro de un literato genial.


Cuando veo la tele y veo a la muchachada española reclamando en las distintas plazas mayores de las principales ciudades de este país, veo que es fácil ser ‘anti’, lo difícil es ser ‘pro’. Mayo del ‘68 sólo habrá uno, así lo veo yo. Este mayo con M de Madrid no sabe a dónde va. ¿Mayo? ¡Mayo el de París! Aquel ‘68 una incontenible revolución sacudió el mundo. No lo hizo entrar en razón, lo hizo entrar en corazón. Basada en el amor y la solidaridad como armas para romper las reglas, mayo del ‘68 fue la revolución que igualó a las gentes de todos lados, todos fueron parisinos, todos fueron sudamericanos, todos fueron lo que quisieron ser, ser diferentes, ser el otro, eso fue lo que igualó a los miles y miles de actores anónimos. Yo debí nacer el ‘68, no debí estar en la revuelta, pero debí nacer ese año, mis padres se tardaron ocho años, no fue culpa de ellos, ni mía. Mi bendito libro anaranjado, este que llevo ocho, quizás nueve meses en leer, se ha convertido en el libro más grande del mundo, no por contener miles de páginas sino porque lo leo a cuentagotas, cuando las lágrimas me lo permiten, cuando el olvido me ataca.


Es este bendito libro anaranjado forrado con una especie de Vinifán fue el que me mostró una visión diferente de mayo del ‘68, en aquel entonces el personaje principal se enamoró temporalmente de una norteamericana, hizo un paréntesis en su amor a Inés para amar por unos meses a una gringa que se cepilló a medio París, por solidaridad, por amor, porque era una creyente en la revolución y una mujer que pagaba con su cuerpo las culpas de su cruel país. Sí, las hay de las que se acuestan para pagar culpas y penitencias de todo un pueblo, heroínas que destierran el alma por un buen rato para regalar su cuerpo a los más necesitados. Algo muy exagerado, tanto como la vida de Martín Romaña.

valerybazan@gmail.com


miércoles, febrero 09, 2011

Entrevista a Alfredo Rusca

“¿Matrimonio? Más me ilusiona tener una familia”, Alfredo Rusca, autor del blog Busco novia




PERFIL

Soy Alfredo Rusca Jordán, nací el 26 de julio de 1976. Soy un apasionado del pensamiento anarquista. No tengo ninguna creencia religiosa, mi espiritualidad, que es muy rica, está dentro de mí. Creo que no es necesario ver para afuera pero si tengo que acercarme a alguna tendencia concreta de pensamiento sería al Gnosticismo (no confundir con agnosticismo). Mi próximo proyecto: la novela y después una película.

Encuentro a Alfredo en la red, más concretamente en el chat del Facebook, iniciamos la charla ahí para luego pasarnos al messenger de Microsoft que es más cómodo y menos errático, igual damos las gracias desde aquí a Mark Zuckerberg y a Bill Gates. Nos divide un océano entero pero eso no es impedimento para tomar una cerveza y charlar de lo fácil que es conseguir y perder amigas, de lo complicado que es encontrar novia y de lo utópico que es encontrar a la mujer de tu vida. Estamos sentados en distintos lugares, él en su departamento allá en la capital peruana, con la pierna enyesada estirada en el sofá de su sala y con la computadora portátil situada en un cojín que descansa sobre sus piernas. Yo, con mi ordenador portátil sobre la mesa, descanso en un bar en el Barrio Gótico de Barcelona. Pido dos cervezas, una Heineken para mí y una Estrella Damm para Alfredo quien, al no estar físicamente en la mesa, me cederá su ‘chela’ y yo, sin ánimo de despreciarle, la aceptaré. Alfredo nació con una mochila incorporada, es un viajero nato, viaja para encontrarse y para completar la ruta de su vida, viaja para crear, viaja para escudriñar la esencia de las ciudades más alucinantes del globo y dejar parte de la suya en esas tierras. Pronto, cuando le quiten el yeso, estará por Londres y Helsinki y contará todo aquello que valga la pena contar en su blog “Busco novia” de la web del diario El Comercio.


Alfredo, imagina que estamos tomando unas Estrella Damm por aquí, por el barrio gótico en el centro de Barcelona.
¡Qué paja! ¿Ahí estás ahorita?
Sí, con una Estrella Damm y con el portátil delante mío.
Qué envidia.
Ja, ja... Alfredo, ¿te gusta que te llamen Alfredo?
Sí, está bien.
Alfredo, vaya herencia la del blog "Busco novia" ¿cómo lo llevas?
Ahora mejor que antes, mucho mejor.
Pudiste arrancarte el estilo inicial que dejó Renato Cisneros.
¿Es una pregunta o una afirmación?
Una pregunta, me faltó la “?”.
El estilo de “Busco novia” en la etapa anterior y el estilo en general de (Renato) Cisneros es diametralmente opuesto al mío, y como no lo leía, igual no se me pegó. O sea creo que su visión del mundo y su personalidad están bien separadas de las mías.
Tu naturaleza es muy cosmopolita, eres un viajero y se te nota feliz de serlo, ¿no es más difícil encontrar novia estando en tantos lugares por tan poco tiempo?
Claro, es casi imposible encontrar a alguien que vaya a mi ritmo, que me siga el paso, es muy difícil, más que imposible. Pero ya tengo un plan para solucionar eso ja, ja...
¿A qué edad tuviste tu primera novia?
A los 15, estuve con una chica una semana y promoví que ella terminara conmigo cuando me dio roche verla en la kermés del Santa María con un vestido de patitos.
Ja, ja…
Ese mismo día, en la fiesta, bailé con una chica (leer el post “34 mil pies” de mi blog) y a la semana siguiente estuve con ella, me encantaba, pero me terminó a la semana, o sea que fue una compensación, no me quejo.
¿Es como si las mujeres siempre tuviesen todo bajo control, sin importar la edad que tengan?
Creo que las mujeres son más fuertes que los hombres, más seguras, están preparadas para caer mejor, para aguantar mejor los golpes.
¿Sigues teniendo pesadillas con ese vestido de patitos de tu primera novia?
Ja, ja… No no, felizmente no.
De todas maneras creo que eso fue un récord, tuviste dos novias en menos de un mes y fueron las dos primeras. Me comentabas de un plan si es que ahora consigues novia ¿es algo relacionado con contrarrestar tu alma de viajero?
A ver, espero a los 34 años ya, encontrar un camino más estable, dedicarme con cierta disciplina a hacer una sola cosa y hacerla bien. Probablemente antes me reprochaba ser tan voluble y contradictorio. Ahora, viendo con la perspectiva que te da el tiempo, siento que la contradicción, el no tenerle miedo, el cambiar de planes, es algo positivo y que te ayuda a descubrir con más facilidad por donde no ir. Ahora me siento un escritor, y tengo algo que contar en una novela, algo apasionante, y me voy a dedicar de lleno, a terminarla… el 2011 es para eso, para mi novela.
Disfruto leyendo tu blog pero algo que me marca mucho es el soundtrack (banda sonora) que incluyes en cada post, algo que también suelo hacer cuando escribo. Una canción que me dejó de piedra al oírla fue "747" de Kent. ¿Cada chica, llegue a ser tu novia o no, tiene un soundtrack incluido?
Es una buena pregunta porque más tarde voy a hacer una lista creo ja, ja… Creo que una buena parte de ellas sí lo tienen pero no creo que sean la mayoría. Mañana te cuento, cuando termine mi lista.
Ja, ja… estaré atento a esa lista. Ahora una pregunta algo personal
Dale.
¿Cuándo fue la última vez que besaste a una chica? ¿enero, febrero?
Ja, ja…
Si no quieres responder no hay problema eh.
Enero.
Para ellas es importante no olvidar los detalles.
Ja, ja… Así es.
Te haré una pregunta que yo mismo considero estúpida. ¿Con qué tipo de chica has tenido mayor feeling: con la mujer latinoamericana, con la europea o con la norteamericana?
Ja, ja… Chévere la pregunta, no he estado con muchas extranjeras pero una de las cosas que más me gustaba de Claudia (uno de los personajes del blog) era su mezcla de raza andina con alemana.
¿Qué rasgos de su personalidad te cautivaron? Por que por lo visto Claudia tiene una mezcla cultural riquísima, debe tener una visión del mundo realmente distinta.
El problema con ella era que no tenía una visión clara de lo que quería hacer con su vida, y al tener un hijo tan joven, de alguna forma se limitaron o reprimieron su curiosidad y sus ganas de experimentar más lo que pasaba fuera de su casa. Tuvo que contenerse y adaptarse a una realidad en la que tener un hijo, sola, no es cosa fácil.
Suelen decir los ‘gurús del amor’ que al final suelen ser las mujeres las que eligen al hombre con el cual casarse ¿tan mal lo tenemos nosotros?
Porque ya el matrimonio dejó de ser un buen indicador, ahora las estadísticas deberían ser recabadas en la intimidad y ya no por los matrimonios, o sea casarse ya no significa nada.
¿Te enamoraste alguna vez de una mujer casada?
Lo más riesgoso a lo que he llegado ha sido con una mujer comprometida.
¿Y a ti te hace ilusión casarte?
Sí, de hecho sí me hace ilusión, pero no tengo ahorita el deseo enorme de hacerlo. Más me hace ilusión tener una familia.
Es cierto, hay gente que confunde ambos conceptos.
Es raro, yo me acerco más a alguien en la medida que menos responsable me sienta, menos comprometido. Me gustaría llegar al matrimonio, o a lo que sea, así como jugando, sin que nadie esté esperando algo a cambio a cada rato.
Tengo la impresión de que tu boda (cuando suceda) será un ritual que tendrá enorme significado para tu prometida y para ti, no veo a un cura de por medio.
En principio no lo habrá pero ¿sabes qué? con los años me he vuelto más tolerante en ese tema, yo tengo una visión y una forma de espiritualidad que he desarrollado con los años y me ha dado certezas que ya son indiscutibles, si mi novia quiere casarse por la Iglesia de todas maneras, pues lo hacemos, hay que hacer concesiones y todo eso, más bien lo que tendría que meditar es por qué he elegido a alguien que se quiere casar con tanta emoción por la iglesia.
No estás aquí pero te pido una Estrella Damm más ok.
Dale, qué ganas de estar ahí.
Tienes una alta sensibilidad por el arte, ¿la heredaste de papá o mamá?
No sé, creo que de ninguno. Mi papá dibuja muy bien, recuerdo cuando estaba en primaria, él me hacía los dibujos de los precursores de la independencia y la profesora flipaba ja, ja…
En tu página personal encontramos fotografía, cortos, blogs, estás en una constante búsqueda.
Sí, así es, y es una chamba a tiempo completo porque nunca se detiene el rollo existencial y artístico. Es apasionante pero también desgasta mucho.
¿El blog te ha traído más éxito con las mujeres?
Sí, definitivamente, algunas de mis amigas me decían que más bien las iba a ahuyentar, que nadie se iba a exponer a aparecer en la web de El Comercio pero felizmente no fue así, y he conocido gente bien paja por el blog.
Quizás prefieren que se hable de ellas, aun cuando les cambies de nombre, antes que ser anónimas.
Mira, en la fiesta de año nuevo me encontré con un amigo que vive en Europa y conoce a una de las protagonistas de mi blog y me dice, “oe Rusca, alucina que a esa chica le llega al pincho que le hayas dedicado tantos posts, pero sin embargo, se lo cuenta a todos”.
Ja, ja… su ego pudo más que su orgullo.
Yo creo que al final, todos buscamos tener una historia que contar, vivir un cuento de hadas y si no es de hadas, al menos que tenga algo de qué hablar.
¿Alfredo, ha habido alguna chica que te haya marcado de por vida? Alguien a quien siempre recuerdes y te haga sonreír a solas.
Hay una que me ha marcado pero no me hace sonreír.
Me lo imaginaba.
Todas las demás, o la gran mayoría, son un lindo recuerdo.
¿La mujer de tu vida será la que se quede contigo por mucho pero mucho tiempo? ¿O la mujer de tu vida ya pasó y se fue?
No, no. La mujer de mi vida ni se ha acercado todavía.
Alfredo, me bebo esta Estrella Damm a tu salud, me alegra haberte encontrado. Una última pregunta. Si encuentras a la mujer de tu vida ¿cómo sabrás que es ella?
Al tercer mes lo sabré.
Un abrazo grande y que te vaya bien en tu cita con el médico y pronto te saquen el yeso. Adeu nen.
Molt be Val. Deu. Gracias a ti.

valerybazan@gmail.com

domingo, enero 16, 2011

Concurso y Premio Literario - Género: Ensayo

Octubre 2010

Concurso y Premio Literario – Género Ensayo
« 25 años del CECUPE »
CECUPE (Centre Culturel Péruvien)


http://www.cecupe.com/

Contexto

El CECUPE (Centre Culturel Péruvien) fué creado el 4 de Abril 1986 por un grupo de peruanos y franceses con el objetivo de dar a conocer la cultura y el patrimonio peruanos en Francia y en particular en Paris. Desde entonces su obra se ha intensificado.
El CECUPE es considerado hoy como el actor mayor de la cultura peruana en Paris y juzga necesario organizar en ésta ciudad varios eventos destinados a celebrar su vigésimo quinto aniversario y asi, hacer sobresalir aún más su misión. Estos eventos en acuerdo con sus objetivos serán orientados hacia sujetos culturales.
Uno de esos eventos, es la convocación y atribución de un Premio Literario. Se trata del Género « ENSAYO » sobre un tema orientado hacia relaciones Francia-Perú.

BASES
1. Pueden participar en este concurso todos los escritores de nacionalidad peruana o francesa que residan en Francia o en el Perú. No pueden tomar parte en este certamen los autores miembros del comité organizador.
2. Cada autor podrá presentar un solo trabajo sobre el tema que se detalla en 11.
3. El trabajo debe ser en idioma español, original, no traducido, ni publicado anteriormente, con una extensión comprendida entre 25 y 40 páginas escritas de un solo lado en letra de 12 puntos en papel formato 21 x 29 cm . La primera página sera dedicada solo al nombre de la obra.
4. Al final del texto el autor debe escribir su nombre, dirección postal, teléfono, dirección electrónica, incluir una fotocopia de su DNI, cerrarlo convenientemente y enviarlo a: CECUPE c/o Yolanda Rigault. 48 allée de la Blancharde, 91190 Gif sur Yvette, France o por e-mail a yolanda.rigault@wanadoo.fr
5. La fecha de cierre del concurso es el 30 de Mayo de 2011
6. No se devolverá ningún trabajo presentado.
7. El Jurado será designado por los organizadores y estará constituido por destacables escritores, criticos, docentes del campo de la literatura y cultura latinoamericana de Paris. Los integrantes del jurado nombrarán a un Presidente de Jurado . La constitución del dicho Jurado se dará a conocer oportunamente por correo y medios de comunicación habituales.
8 . PREMIO. Se otorgará un premio único que consistirá en dos billetes de avion ida y vuelta Lima-Paris y una bolsa de viaje de 500 dólares. El premio induirá además la publicación de la obra en versión bilingüe. Los billetes se utilizarán por el ganador, asi que por une persona de su elección, en un lapso de 12 meses a partir de la premiación. Ningun intercambio comercial podrá efectuarse con los billetes obtenidos.
9. El fallo del jurado es inapelable y se comunicará al ganador tan pronto se conozca y se hará público por medio de la prensa y de nuestro "website" www.cecupe.com.
10. El premio se entregará al ganador en un acto público que se efectuará en el mes de Julio de 2011 y cuyos detalles se anunciarán oportunamente.

11. TEMA : Dada la vocación del CECUPE los organizadores desean que el tema gire en torno de un eje « Perú- Francia » y las relaciones o intercambios en los campos culturales, artisticos, sociológicos, históricos y/o geopoliticos.

Contact
CECUPE c/o Yolanda Rigault
48 allée de la Blancharde, 91190 Gif sur Yvette – France
Tel : +33 1 60 12 14 05, Mobile: +33 6 70 37 61 30 Email : yolanda.rigault@wanadoo.fr

sábado, agosto 28, 2010

Una charla con Rosa Benites







Perfil

Mi nombre es Rosa María Benites Goicochea. Soy artista plástica y estoy terminando de estudiar Arquitectura. (En realidad tengo 31 años pero como no quiero decir mi verdadera edad diré que tengo 34) Tengo 31 años. No tengo creencia política lo cual no quiere decir que no me interesen temas políticos, lo que no tengo es ideología ni partido político; voto a un candidato mas no a un partido. No tengo una creencia religiosa determinada, sin embargo me siento identificada con el camino o los caminos espirituales que han seguido diversos personajes de distintas religiones o creencias. Estoy a cargo de la Galería de Arte del Colegio de Arquitectos y este mes estoy participando en una exposición colectiva en Arequipa denominada Trujillo- Arequipa.

¿Recuerdas cómo eras de niña, digamos entre los 5 y 10 años?

Sí, sí recuerdo, no tan nítidamente porque ya pasó tanto tiempo (ríe) pero siempre acompañaba a mi padre a las reuniones políticas que él tenía, a las marchas, no me despegaba de él. Mi niñez en esos años era ir al colegio, ir a esas reuniones con papá y a sus marchas. Era bastante bastante hiperactiva, me gustaba dibujar, pintar, hacer deporte, de todo. Me ponían en todo tipo de actividades para, según mis padres, poder desarrollar o controlar mi hiperactividad, estuve en ballet, marinera, pantomima, teatro, danzas, pintura, atletismo, etc. Pasé por todo. Eso fue mi niñez, o al menos eso recuerdo. Tenía mucha energía.

¿Y de todos esos recuerdos cuáles son los más intensos?

Las reuniones políticas, lo que escuchaba ahí, tenia 7 años, o quizás menos.

¿Alguna frase se te quedó grabada de aquel entonces?

Muchas. Una de ellas: sin luchas no hay victorias. Hay muchas frases que escuchaba y que siempre quedaron en mi mente, también canciones de protesta que cuando las vuelvo a escuchar me hacen regresar un poco a esa época.

De niña respiraste mucha política. Pero no te noto muy creyente en los políticos de hoy.

Ah claro, es que el discurso es el mismo de siempre, así suene trillado la mayoría de políticos acá en Perú y en Trujillo repiten el mismo discurso y se desdicen constantemente.

¿En qué momento de tu vida decidiste ser pintora? ¿Fue algo que iba tomando forma?

Creo que fue algo que fue tomando forma como bien dices, venía de las actividades que hacía, las que más me entusiasmaban era pintar y dibujar, y tenía ya claro en el colegio que lo que quería era seguir pintando nada más.

¿Estudiaste en el Santa rosa cierto?

No, en San Vicente de Paul.

¿Cuáles eran tus primeros dibujos en aquel entonces? ¿Qué te llamaba la atención para dibujar?

Primero, copiaba de los libritos de pintura y dibujo, luego dibujaba lo que veía alrededor.






















¿Seres con vida, sin vida, o te daba igual?

Me daba igual solo me gustaba dibujar lo que veía, tal cual.

Así fue como llegaste en 1992 a estudiar pintura, fue allí donde definiste tu vocación y te situaste en alguna tendencia artística ¿Cómo fueron esos años en la ESBAT (Escuela Superior de Bellas Artes de Trujillo)?

Bueno, durante la primaria y secundaria seguía dibujando cosas que me interesaban tal vez el paisaje, a mi familia, tenía la idea de poder dibujar exactamente como era la realidad. Luego, ya en quinto año de secundaria, decidí estudiar en Bellas Artes. Tenía duda si estudiar arte o arquitectura, pensaba que estudiar arquitectura era muy rígido, que prefería "ser libre" en cuanto a expresarme artísticamente y que en la Escuela de Bellas Artes podría tener ese camino. Allí me di cuenta que sí me gustaba la pintura, el dibujo, pero que me faltaba algo más, no me situé en alguna tendencia artística, pero pinté todos esos años, y hasta hace poco, dentro de la abstracción. Los años en la ESBAT fueron tranquilos, la idea que tenía era aprender sobre todo teoría del arte, poder encontrar o discernir las dudas que tenía con respecto a qué tendencia o camino seguir. Creo que las dudas corrientes de todo estudiante, principalmente cuando llegas a quinto año y sabes que saldrás de la Escuela. Ese último año descubrí muchas más cosas interesantes para mí: poesía, literatura, cine y otros artes.

Entonces descubriste que la pintura, como expresión, está fuertemente ligada a esas otras manifestaciones artísticas.

Claro, eso fue lo mas bacán para mí, descubrir y sentir que la pintura y las demás artes pueden y están relacionadas, por eso decidí años después empezar la carrera de arquitectura. Muy aparte de creer que la formación teórica e intelectual que recibí no fue la adecuada a mis expectativas pensé que podía encontrar esto en la universidad.

¿Te decepcionaste del ESBAT?

Me di cuenta que hay muchas carencias en la Escuela, como en la mayoría de instituciones educativas en el Perú, creo yo.

Y al salir de la ESBAT comenzaste a crear tu mundo, a pintar. ¿Cuál fue el trabajo que mayor satisfacción te dio?

Sí, al salir me sentía alucinada con crear formas, colores e imaginar que descubría mundos distintos. Me gustó mucho un trabajo que se tituló "El durmiente del valle", asociaba bastante la literatura con la pintura y también me gustaba pintar con referencias de poesía.

¿Tus pinturas son, en algunos casos, historias?

Sí, podría ser en algunos casos. Y ahora acabo de recordar de donde saqué el nombre de esa pintura que me dio muchas satisfacciones, era un nombre que me gustó mucho. ¡Ya lo recuerdo!

¿De dónde sacaste ese nombre?

Es un poema, no lo recordaba bien hasta que me preguntaste por la pintura más significativa que he hecho.

¿Te han etiquetado como surrealista?

Alguna vez me dijeron eso, pero no creo serlo, creo que más estuve siempre por la abstracción.

¿Qué artistas nacionales o universales han llamado tu atención?

Muchísimos. Primero Jorge Eduardo Eielson al cual admiro y me gusta bastante, también José Tola y Tilsa Tsuchiya, ellos en el ámbito nacional. De los extranjeros: Francis Bacon, Pollock, Egon Schiele, Klimt, bueno varios, varios.

¿Por qué tengo la sensación de que Klimt y Schiele han influenciado mucho a tu generación de pintores?

¿Ah si? pues son referentes muy fuertes creo, debe ser por eso la pintura que ellos hicieron es bastante expresiva

En muchas exposiciones de compañeros tuyos se percibe esa influencia, en los colores, las formas, las sombras.

Otra influencia es Edward Munch también eh.

Así es y Munch se inspiró en las antiguas culturas peruanas. “El grito” está inspirado en una momia Paracas.

No sabía eso. ¿Si?

Mira una momia Paracas semienvuelta en su fardo funerario y verás que tiene la misma expresión del personaje de “El Grito”, fíjate en la forma de la cabeza, el horror en la cara.

Ya.

En la escena del arte trujillano y quizás nacional ya tienes un sitio pero ¿consideras que el lenguaje de tu pintura ya llega a la gente?

Pues no sabría decirte con exactitud.

¿Qué es aquello que deseas que se impregne en la gente después de ver tu obra?

Pues que sientan alguna emoción. Esa emoción puede ser diversa, no tengo la idea de que la gente al ver mi obra sienta lo mismo que yo sentí al pintarla, que cada cual pueda sentir de acuerdo a lo que lleva dentro.

¿Qué diferencias encontraste entre el público europeo y el público peruano o latinoamericano al observar tu obra? ¿Los resultados fueron parecidos?

Umm, me parece que si, fueron parecidos. Ambos públicos son receptivos, pero tengo la sensación que el público europeo lo es mucho más.

¿Y cuán enriquecedor fue tu viaje por Europa?

Viajar a Europa fue lo máximo, viajé en dos oportunidades en 1999 cuando recién había terminado la Escuela, estuve por espacio de tres meses recorriendo distintas ciudades: Viena, Paris, Florencia, Venecia, Madrid, Barcelona, Roma, ese viaje fue muy chévere, viajé sola y era chiquilla. Aluciné con todo lo que vi, los museos y todos los sitios que visité, la arquitectura, la ópera, etc. Y el segundo viaje fue el año 2008 para realizar una exposición en Finlandia.

Expusiste en Helsinki aquel año, ciudad donde vive Joselito Sabogal, y un lugar del que sabemos muy poco.

Estuve allí, también en Estonia, Valencia, y Viena. Sí, expusimos un grupo de trujillanos en Helsinki, ciudad lindísima, la experiencia de haber estado y conocido algo de Europa ha sido bastante enriquecedora desde todo punto de vista.

¿Le cambia a uno la vida el hecho de conocer esos lugares donde la historia y el arte son sello del antiguo mundo? ¿Es tanto así?

Cambiar la vida no lo sé, quizás se pueda ver desde ese punto de vista, pero lo que sí sucede, al menos me sucedió a mí, es que te da otra perspectiva de las cosas, tanto del arte, de la vida misma. Al observar la idiosincrasia, la manera de convivir, otro tipo de orden, cosas que no encuentras acá en Latinoamérica. Sin embargo acá existen otras cosas muy interesantes que en Europa no hay. Son dos mundos distintos.

¿Qué obras o proyectos expusiste en Europa?

Fue una serie de pinturas al óleo dentro de la exposición "Interconexiones no descubiertas”. Esta exposición la organizó la embajada de Perú en Finlandia.

Para una persona que observa por primera vez tus pinturas que le recomendarías que abra primero ¿la cabeza o el corazón?

Ambas.

¿Qué personajes prevalecen en tus escenas?

Mujeres.

¿Podrías decir por qué son las mujeres las protagonistas predominantes de tu obra?

Debe ser porque me retrato, me conozco en cierta forma e intento representarme en la pintura.

¿Qué es más fácil para ti, hablar, escribir o pintar?

¿Qué es mas fácil? (Sonríe). Esa pregunta esta bonita o graciosa. Pues depende, hablar a veces me es difícil, pintar también, ¿escribir?

Escribir una carta a alguien, por ejemplo.

Escribir me gusta, pero no cartas, prefiero hablar, mas fácil me es hablar creo.

La realidad es tu motivación para pintar pero ¿cuál es tu principal enemigo para pintar? ¿Qué atenta contra tu inspiración?

Pues no siento eso que me dices, no siento que haya algo que atente contra lo que deseo hacer, en este caso pintar o la inspiración.

Siempre te sientes predispuesta a pintar entonces. Lo digo por ejemplo porque a algunos escritores antes de comenzar a escribir les ataca la desidia, el temor al fracaso, etc.

Tal vez el tiempo, pero eso ya son cuestiones externas, por el tiempo me refiero porque por ejemplo ahora estoy terminando los estudios de arquitectura y no me puedo dedicar como quisiera -por ahora- a pintar. Pero si hablamos de la inspiración o lo interno como mencionas pues quizás me da el temor a empezar la obra. Tengo la idea, las ideas, pero el comienzo de ellas me cuesta un poco, podría ser eso, es algo contradictorio lo sé, pero me pasó a veces. Pero de manera general, no siento mucho eso que mencionas.

¿Pintas de día o de noche?

De día generalmente, y algunas veces, cuando tengo que terminar la obra, pinto de noche.

Una pregunta ambiciosa ¿cómo calificarías tu obra a lo largo de estos años?

Pues el comienzo de lo que deseo seguir haciendo. Me interesa ahora explorar otros medios artísticos que tal vez ya no sean la pintura… en esas ando. Hice un pare a la pintura porque siento que quiero explorar otros medios, aprender nuevas cosas, descubrir nuevas ideas y todo tipo de vivencias que me puedan ayudar a seguir descubriendo más.

O sea que la pintura ha sido tu piedra angular, tu base para ser una artista y no solo una pintora, sin desmerecer en absoluto esa gran expresión artística que es pintar.

La pintura es una parte de lo que me gusta realizar pero siento que deseo seguir explorando y poder seguir descubriendo lo que realmente me llena más o aquello con lo que me sienta más identificada. Pintar es, digamos, mi base. Sí, quiero seguir pintando, no desmerezco la pintura, porque yo soy pintora y me formé de esa manera.

Si alguien desea conocer el mundo interior de Rosa Benites ¿debe recurrir a sus cuadros o es solo una de tus miradas del mundo?

No, de hecho que hay algo más, descubrir el mundo interior de alguien no se logra necesariamente con una obra de arte o no solamente de esa forma. Es solo una de las miradas del mundo pero es cierto que en una obra de arte podemos descubrir detalles del artista.

¿Eres feliz pintando?

Sí.

Rosa Benites iba de la mano con papá Gustavo en una de las manifestaciones políticas en las que él participaba, era un tácito acuerdo, una complicidad, llevada con emoción por parte de ella y con ideales por parte de él. Iban de la mano por las céntricas calles de ese Trujillo de los ochenta con consignas y frases inconformistas saliendo de la boca de los marchantes cuando hizo su aparición un “rochabús” (un híbrido de tanqueta, bus y camión) lanzando potentes chorros de agua hacia los revoltosos de turno. Se rompieron filas y la pequeña Rosa sintió como era llevada corriendo a buen recaudo, sentía como sus diminutos pies se elevaban. Luego sintió como caían ella, papá y el resto de los manifestantes, uno sobre otro, y en el torbellino de la huida la aplastaron por un breve instante pero sin que ella fuese lastimada. Demasiada adrenalina para una niña, pero la suficiente como para hacer sentir a Rosa una intensa sensación de la vida. La influencia paterna manifestada en esas serias aventuras fue notoria y la admiración de Rosa por su padre era cuestión de tiempo, simplemente. Luego en casa mamá les echaría la bronca a ambos pero nadie les quitaba lo bailado. Rosa es una mujer llana, una chica muy horizontal en la charla y sabe que la vida es tan importante como para tomársela muy en serio. Su rebeldía, su voz, su revolución individual, no se pueden percibir fácilmente en sus palabras. Para llegar a ese punto es imprescindible observar su obra con calma, despacito, solo así se podrá descifrar la fuerza de sus personajes, de sus escenas, de su sentir.


valerybazan@gmail.com

viernes, enero 09, 2009

El Irredento Urbanita

Bryce sin Barcelona

Quiero entrevistar a Alfredo Bryce Echenique. Contarle que hace años yo vivía en la misma calle donde él vive actualmente. A diario solía entrar y salir del Jirón Sepúlveda número treinta y cinco, tercera planta, puerta dos, en una habitación de seis metros cuadrados. Deseo tanto decirle que, sin saberlo, he pasado por delante de esos bares donde él solía ir a beber, socializar y, de nuevo, beber.
.
Esos bares donde él parió Las obras infames de Pancho Marambio. Hacerle saber que yo vagabundeaba, después de trabajar, por esa poblada vena barcelonesa que es la Gran Vía de Les Corts Catalans. Deseo tanto tener la suerte de mi hermano que le encontró, caminando cogido del brazo de su amada sin huerto, por Las Ramblas e ipso facto provocó en mí una nostálgica envidia. Preguntarle aquello que no debo preguntarle, interrogarle, con desparpajo y sutileza, si en realidad plagió textos de otros autores para construir sus artículos en diarios de gran tiraje. Si es cierto que utilizó con frivolidad y fruición las opciones copiar y pegar para elaborar sus artículos, prometo creerle, a ojos cerrados, lo que usted tácitamente sugiere: que todo fue una venganza de Montesinos y Fujimori, luego me dispondré a canonizarlo en la, hasta ahora, vacía gruta de mi santuario literario y finalmente escribiré en las pistas de Barcelona y Lima, con tiza blanca y arropado con un guardapolvo azul, que todo fue un complot contra el más grande de mis semidioses.
.
Pero, volviendo a lo importante, no reparo en decir con sinceridad, que la entrevista no será una pasada de franela como la de la terceraolista Rosa María Palacios a Mario Vargas Llosa. Ni tampoco me atrevería a lanzarle un aluvión de preguntas punzantes al entrañable amante de potentes desayunos ingleses, amiguísimo de sus amigos, eterno mimado Julius y adorable ladrón de recuerdos de infancias propia y ajena, Alfredito Bryce de Mancini de Gerszo, además y también. Le contaría que, al igual que él pero por distintas razones, decidí no tener hijos, hasta nuevo aviso, hasta nuevo salvavidas. No es que no quiera, es que no puedo. Mis espermatozoides responden a los requisitos de paternidad, al menos éso creo, pero mi cuenta bancaria no me lo permite, la cantidad de ceros me limita. También pondría en la mesita de centro, una pregunta estelar, algo que desconozco mayormente. ¿Es leyenda urbana o realidad éso de que llegó a Francia como polizonte en un barco? Le pediría que me muestre una foto de su madre, la cual nunca publicaría, la cual nunca olvidaría. Le pediría me explique cómo ahora, a estas alturas de la vida, se ha dado cuenta que le gusta Madrid y no Barcelona para escribir. No le veo en Madrid, en el Parque del Retiro se sentirá incómodo. Será un poeta más.
.
En cualquiera de sus verdes rincones uno da una patada a un poste y caen veinte artistas buscando inspiración. La pelea de duendes estropeará el ambiente, le desconcentrará y las novelas le saldrán descuadradas. ¿Estará aburrido quizás del Parque de la Ciutadella, no le gustará su vista hacia el Arco del Triunfo? El triunfo o el recuerdo del mismo es un incordio para los verdaderos vencedores, una piedra en el zapato de los genios, eso lo explicaría todo. Seguiré buscando la forma de importunarle, la manera de acorralarle, para arrebatarle algunas respuestas, para admirarle en silencio mientras le interrogo, mientras le desmenuzo los adjetivos y le leo entre frases dichas al viento. Seguiré buscando la manera en que, tras esa entrevista imposible, pueda abrazarle como nunca he podido abrazar a mi padre y agradecerle por la infancia que me hizo vivir con unos cuantos libros, cuando yo ya era grande. Quiero entrevistar a Bryce, no sé si podré, no sé si él querrá.
.
valerybazan@gmail.com

Publicado el lunes, 25 de agosto del 2008 en www.noticiastrujillo.com en la columna Irredento Urbanita.

martes, diciembre 09, 2008

Irredento Urbanita

Julio 7
.
Llevo dos semanas en Trujillo. La primera semana no sentí el sabor de mis comidas favoritas pero he intentado disfrutar de la compañía de mis amigos o eventuales compañeros de almuerzo o cena. Ayer nadie me acompañó por la noche. Mi padre ya estaba en su cama viendo televisión y cenar solo es un atentado contra el apetito. Fui al Oviedo a comer mi postre favorito. Fue el Pecado de Lúcuma más largo de mi vida. Lo comí con los ojos cerrados, lo disfruté. Lo de comer con los ojos cerrados me lo enseñó una gran amiga que tiene mala suerte en el amor. Quizás, además de comer con los ojos cerrados también besa con los ojos cerrados, también ama con los ojos cerrados. Encontré en ese instante una causa para explicar su mala suerte en el amor.
.
Sentado junto a la mesa, y acompañado de tres sillas vacías, abro los ojos tras ese trance con la crema de lúcuma y siento que alguien me observa. Era una mujer, roza los cuarenta años, sus dos amigas parlanchinas no paran de hablar sobre temas intrascendentes. Son tres en su mesa pero yo la veo sola. Ella acota al chisme pero sin convicción. Está sola. Mientras muerde lentamente su casi desaparecida hamburguesa detecto que los platos de sus compañeras rebozan de comida, no han probado nada, se han atragantado de palabras. Paso de mirarlas más. Un camarero con un café en la mano, idéntico a Tulio Loza en sus mejores épocas, pasa por mi lado, buenas! me dice y apura el paso. El receptor de ese café es nada menos que el padre de un amigo mío. Don Javier qué tal?, estuve a punto de saludarle. Pero algo me detiene. Es su soledad. Le veo cómodo con La Industria extendida creando un círculo a su alrededor. Estuve a punto de ir a su mesa y acompañarle con un café. Él tiene más de cincuenta años, ¿de qué hablaríamos? Soy tan amigo de su hijo que podría contarle más cosas de Javier hijo que él a mi en todos sus años de padre. Creí conveniente y saludable no saludarlo.
.
A diferencia de mí, todos los camareros lo conocen. Pero también está solo, cómodo pero solo. Yo no estoy incómodo, pero tampoco estoy cómodo viendo soledades ajenas. Me siento menos nostálgico pero entretenido, soy un observador empedernido, y en ocasiones un voyeur sin remedio. En este limbo, siento que mirar las soledades de los demás reconforta, de alguna manera mengua la nuestra. Mejor mirar una tragedia que vivirla.
.
Cuando vuelvo a casa por la noche oigo a lo lejos la televisión encendida y un ronquido prolongado pero repetido en el cuarto de papá. Apago la luz de la sala que papá había dejado encendida para advertir a los ladrones que hay gente en la sala cuando en realidad no había nadie. Voy a mi cuarto a oscuras, me estrello dos veces, una con una columna y la otra contra la mesa. No me preocupo, soy tan distraído que igual me chocaba si las hubiesen estado encendidas. Tiro mi ropa sobre las maletas contribuyendo al desorden en esa habitación con vista hacia un muro de ladrillos naranjas. No soporto el silencio, prendo la radio, oigo las cursilerías de la locutora de Radio Ritmo Romántica y me gustan. Recuerdo por un instante al padre de mi amigo y a la mujer de amigas parlanchinas, me apiado por un momento de ellos. Apago la luz sin apagar la radio, me gusta dormir así. La locutora anuncia la siguiente canción, se llama Mi soledad y yo. En ese instante comencé a apiadarme de mí.
.
.
Publicado el lunes, 18 de agosto del 2008 en www.noticiastrujillo.com en la columna Irredento Urbanita.

jueves, diciembre 04, 2008

En la planta de tus pies

Ven conmigo a este lugar

No soy de editar vídeos. Pero quise experimentar. Con algo de simetría, una pizca de criterio y mucho pero mucho sentimiento, pude unir mis fotos con una canción especial en mi vida: En la planta de tus pies, de Alejandro Sanz. Espero que lo disfruten.